sábado, 23 de noviembre de 2013

Día 2. Nueva York; Midtown, Quinta Avenida y TOR.

2 de Octubre de 2013 (Miércoles)

Nuestra primera mañana en la ciudad nos recibió con más de 30 grados. Este primer día completo habíamos decidido conocer el Midtown, recorrer las principales tiendas de la Quinta Avenida y terminar el día subiendo al TOR.

Empezamos el día dirigiéndonos en primer lugar hacia la New York Public Library y Bryant Park, y en el camino pasamos de nuevo al lado del Empire State… La verdad es que fue un acierto alojarnos en un lugar tan céntrico ya que nos permitía pasar cada día muy próximos a lugares tan importantes de la ciudad como este.

Llegamos demasiado pronto a la Biblioteca Pública (el horario de apertura es a las 10 de la mañana), así que hicimos algo de tiempo visitando Bryant Park, situado muy próximo a ésta. Bryant Park es realmente un oasis en medio de la urbe, un pequeño parque situado en el centro de la ciudad y rodeado de rascacielos, en el que newyorkinos y turistas se relajan a cualquier hora del día…

Bryant Park


Concluida la visita a Bryant Park nos dirigimos ahora si a la NY Public Library. La biblioteca es realmente preciosa y ha sido escenario en numerosas ocasiones en películas de cine y televisión.

NY Public Library

Desde allí en un corto paseo llegamos a la Estación Central (Grand Central Terminal), considerada la más grande del mundo y otro de esos lugares de Nueva York en los que al llegar te parece haber estado ya antes. La estación y en concreto el hall principal con la gran bandera de USA presidiendo en primer término, ha sido también lugar de rodaje con mucha frecuencia.

Grand Central Terminal


Y justo al lado de la estación central nos encontramos con uno de los edificios más bonitos de Manhattan, con su estilo art decó, el Chrysler Building

Había leído que entrar al hall merecía la pena (no se puede acceder más allá de éste), pero a mi la verdad es que el vestíbulo del edificio me dijo mas bien poco.

Chrysler Building

La foto está hecha por la noche de regreso al hotel.

Desde aquí nos desviamos hacia la orilla del río para ver el edificio de las Naciones Unidas. Para aquellos interesados hay visitas guiadas, AQUÍ podéis encontrar más información para realizarlas. A nosotros visitar la ONU por dentro no nos interesaba lo más mínimo (quizás en una segunda visita a NY nos lo pensemos), así que con la visita exterior tuvimos más que suficiente.

Volvimos después sobre nuestros pasos de nuevo hacia la Quinta Avenida, una de las calles más famosas de la City, para recorrer ahora algunas de sus tiendas más conocidas.

Entramos en la tienda de la NBA, en la de LEGO o en Victoria’s Secrets entre otras, y pasamos por delante de la famosa Tiffany’s donde me conformé con fotografiarme en la puerta de entrada… Pasamos también por delante del Rockefeller Center, vimos el punto en el que se instala el gran árbol de Navidad todos los años, y como comenzaban ya por esas fechas a montar la también famosa pista de patinaje sobre hielo. Y entramos también para ubicar el acceso al TOR al que subiríamos esa misma noche, pero unas horas más tarde, al atardecer.

Justo en frente del Rockefeller Center se encuentra Saint Patrick Cathedral, cubierta completamente por andamios, una pena! La verdad es que no nos pilló por sorpresa porque ya había leído como nos íbamos a encontrar la famosa catedral a nuestra llegada, pero aún así no pudimos evitar sentir cierta pena por no poder verla en mejores condiciones… Y por no poder hacer la famosa fotografía con el Atlas y la Catedral al fondo, así que tuvimos que conformarnos con tomar las fotografías únicamente en sentido contrario.

ATLAS

A pesar de las obras entramos a visitar el interior de la iglesia, también en restauración, aunque aquí al menos los andamios no nos impidieron sacar alguna fotografía…

Saint Patrick Cathedral

Después de la visita seguimos subiendo por la Quinta Avenida hacia Central Park para recorrer el mayor tramo posible (y no sería la única vez que lo haríamos en los días que estuvimos en la ciudad), y continuamos entrando a alguna que otra tienda más, como Apple o la famosa juguetería FAO Swartz, donde se encuentra el también famoso piano de la peli Big y donde, para vergüenza de Miguel Ángel que no sabía donde meterse, me subí junto a varios niños a tocar algunas notas musicales.

Ya de vuelta hacia el TOR donde queríamos terminar la ruta nos desviamos hacia la famosa escultura LOVE, en el 1359 de Avenue of Ameritas (en el cruce de la 55 con la 7ª), donde esperamos nuestro turno para sacarnos alguna foto (y tuvimos suerte de que en ese momento no hubiese mucha gente allí).

Escultura LOVE

Y de camino hacia el TOR pasamos por delante del MOMA, con pena por no tener más días y poder hacerle una visita un poco en profundidad.

Como una hora antes de que comenzase a atardecer estábamos ya comprando las entradas para acceder al TOR y en una media hora teníamos los tickets ya en nuestra mano y habíamos pasado todos los controles de acceso, (para los que llevéis trípode os dejan acceder con él sin problemas).

Rockefeller Center

Pasamos más de dos horas contemplando una de las imágenes más bellas que guardo en la memoria de nuestro viaje a Nueva York; ver atardecer en Manhattan con la imagen del Empire State en primer término en el centro del skyline de la ciudad no se me olvidará nunca…

Vistas desde el TOR

Las vistas de Central Park desde el TOR no tienen desperdicio…

Central Park desde el TOR

Pero es que las imágenes de ese atardecer lo dicen todo…  

Vistas de Manhattan desde el TOR

Como digo uno de los mejores momentos del viaje que no olvidaremos nunca, y un perfecto broche final para un día también perfecto.

Vistas del Empire State desde el TOR

Aunque aún nos faltaba cenar en uno de los restaurantes más recomendados, Ellen’s Stardust Diner (en el 1650 de Broadway). Un local ambientado en los años 50 en el que los camareros cantan y bailan entre plato y plato, y la verdad es que lo hacen realmente bien! El sitio es recomendable 100 %, aunque obviamente no es el adecuado si se busca una cena tranquila con conversación. La comida es estupenda, el precio no es elevado y el sitio es muy original… Si tenéis ocasión no dejéis de pasar por aquí alguna noche!

PUEDES LEER EL RESTO DEL VIAJE:

2 comentarios:

  1. OJO! En la página del TOR indican muy claramente que no se puede acceder a él con trípode. Yo creo que sería muy buena idea cambiar eso para no dar lugar a problemas a los que lean este diario para informarse sobre su viaje.

    Aprovecho para darte las gracias por el resto de la información. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raúl, nuestra experiencia es del año 2013 y la cuento como la vivimos entonces. En aquel momento te puedo asegurar que accedimos al TOR con el trípode sin ningún problema y lo utilizamos una vez allí. Sin embargo, en el Emipre State nos obligaron a dejarlo en una consigna antes de acceder y lo tuvimos que recoger a la salida.
      Es muy posible que desde entonces algo haya cambiado, y está genial que los que nos leéis nos contéis vuestras experiencias mas actuales, porque para nosotros sería imposible mantener todos los datos actualizados con el paso del tiempo. Aún así,gracias por la aclaración ;) un saludo!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...