viernes, 8 de noviembre de 2013

Día 10: Halloween en Las Vegas.


31 de Octubre de 2012 (Miércoles)

Hotel Caesar Palace
Este día aprovechamos para dormir algo más que de costumbre, desayunamos de nuevo en el buffet del Flamingo junto a la cristalera mientras veíamos a los flamencos en el estanque, y nos pusimos de camino al Outlet del Sur (7400 Las Vegas Boulevard South) para pasar la mañana haciendo compras.

La verdad es que yo llevaba muchas expectativas con los outlets y salí de allí bastante decepcionada. No vi grandes ofertas, ni descuentos, ni precios excesivamente buenos, y la ropa que había tampoco era mucho de mi estilo, así que me fui de allí prácticamente con las manos vacías… No me lo podía creer, con lo que a mi me gusta ir de compras… No sé si la época del año en la que fuimos tuvo algo que ver, puede que en verano haya mejores precios que en octubre / noviembre. Miguel Ángel al menos amortizó la visita y volvió al hotel con dos pares de pantalones, un par de jerseys y tres camisetas; todo por unos 50 $. Al menos las horas que pasamos allí no fueron perdidas.


Cuando regresamos de los outlets nos acercamos al Caesar Palace (justo en frente del Flamingo) para verlo por dentro y aprovechar para comer en su buffet, y fue entonces cuando nos enteramos de que teníamos que pagar el suplemento de 15 $ por persona como comenté en la etapa anterior. Lógicamente nos fuimos sin entrar, no nos apetecía pagar 30 $ más cuando ya nos habíamos gastado 100 $ en los dos bonos. Pero ya que estábamos allí aprovechamos para ver el hotel por dentro, uno de los más lujosos que visitamos. Después de comer volvimos a la habitación a descansar un rato y a esperar a que comenzase a anochecer y poco después de las cinco nos pusimos de nuevo en marcha en dirección al Stratosphere.

Hotel Caesar Palace

Subir a la torre del Stratosphere, el edificio más alto de Las Vegas, debería de ser una de las visitas obligadas si se está en la ciudad. Hay varias entradas dependiendo de si se va a subir a ninguna, una, dos o tres de las atracciones que hay también en la parte superior. Nosotros como no somos muy valientes compramos la entrada normal (18$). Llevábamos el trípode pero nos obligaron a dejarlo en el control de acceso. Si solo tenéis tiempo de subir una vez a la torre hacedlo mejor por la noche, las vistas son espectaculares.

Hotel Stratosphere

Vistas de Las Vegas desde la Torre del Stratosphere

Después de disfrutar con las vistas de la ciudad nos pusimos en camino a la calle Freemont, pero antes nos quedaba algo por hacer, visitar una de las cosas más típicas de Las Vegas, sus famosas capillas. Y es en este tramo (entre el Stratosphere y la Freemont Street) donde se encuentra la mayor parte de ellas y algunas de las más famosas. Vimos, entre otras, Chapel of the Flowers, Little White Chapel y Graceland Wedding Chapel.


Capillas de Las Vegas

Y poco después llegamos a Freemont Street, al parecer, junto con la mitad de los turistas que en esos momentos debían de estar hospedados en Las Vegas. Era la noche de Hallowen y un desfile de carrozas recorría el barrio entre miles de personas que apenas podíamos caminar. La verdad es que era prácticamente imposible estar allí. Estuvimos un rato viendo el desfile (como pudimos), vimos un pase de la Freemont Street Experience y viendo la situación, decidimos volver pronto al Strip que aún nos quedaba mucho por ver.

Freemont Street

Dejamos el coche en el parking del Flamingo y lo que quedaba de noche nos dedicamos a pasear y ver algunos hoteles más. Nos acercamos hasta el Bellagio para ver el espectáculo de las fuentes (que repiten cada 20 minutos), pasamos de nuevo por Caesar Palace, y llegamos al Mirage justo a tiempo para ver la última parte del espectáculo del volcán que tiene lugar cada hora en punto a partir de las siete de la tarde. Nos hubiese gustado tener tiempo de llegar al Treasure Island para ver el espectáculo de las sirenas (cada hora y media a partir de las siete), pero aún no habíamos visitado el Venetian y no podíamos marcharnos de Las Vegas sin ver este hotel, uno de los que más destaca por fuera y, para nosotros, el más bonito por dentro. Nos sentamos durante un buen rato a descansar en un banco junto a uno de los canales y, aunque obviamente no era Venecia, no pudimos evitar acordarnos de los días que pasamos en esa ciudad en nuestro viaje por Italia.

Espectáculo del volcán en el Hotel Mirage

Hotel Venetian

Las Fuentes del Bellagio

Y aquí se terminaron nuestros días en Las Vegas, estuvimos tres noches en total y nos quedaron muchísimas cosas por ver. Había oido a mucha gente considerar los días de estancia en Las Vegas como una etapa de descanso, pero para nosotros no lo fue. Apenas descansamos en los días que estuvimos alli y nos dejamos muchos hoteles por visitar y muchas cosas por hacer, como ir a La Revé, ver la exhibición de Titanic, visitar el Bellagio por dentro, cenar en el buffet del Wynn, o salir por algún local de moda como el Bar Coyote en el New York.

A los dos nos encantó la ciudad y desde que volvimos del viaje hablamos a menudo de cuando volver…

PUEDES LEER EL RELATO COMPLETO DEL VIAJE:

2 comentarios:

  1. Laura, menudas fotos hace tu chico, que envidia, con lo que me gusta a mi la fotografía.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Se lo diré, pero tú no te quedas atrás eh! Cada vez que le enseño a Miguel Ángel alguna foto de tus viajes me dice lo buenas que son, incluso pensamos que te dedicabas a ello profesionalmente.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...