jueves, 5 de diciembre de 2013

Día 18: El Big Sur.

8 de Noviembre de 2012 (Jueves)

Me desperté y salí corriendo hacia la ventana, por un momento volví a sentir mareo al levantarme por la inclinación del suelo (ya casi lo había olvidado), pero se me pasó rápido cuando vi el cielo despejado y la luz del Sol.   

Pensamos que Carmel debía de ser aún más bonito con buen tiempo y decidimos dar una última vuelta por el pueblo antes de marcharnos. La noche anterior al hacer el check- in nos comentaron que el desayuno se servía en la habitación entre las 8 y las 9 de la mañana. El desayuno consistía en una cesta que dejaban a la entrada de cada una de las cabañas, con un par de piezas de frutas, dos muffins y un par de zumos. No pudimos elegir ni el sabor de los zumos, ni el tipo de fruta, ni nada de nada, te has de conformar con lo que “te toque”, y a nosotros el zumo de tomate que apareció en nuestras cestas no nos entusiasmó especialmente. Y aunque les pedí que nos lo llevasen lo más pronto posible, a las nueve menos cuarto aún lo estábamos esperando. Al final desayunamos malamente y a toda prisa y, después de un corto paseo de nuevo por el pueblo y de hacer alguna compra que quedó pendiente la tarde anterior, salimos hacia Point Lobos, la primera parada del día.

Carmel fue uno de los lugares que más nos gustó de la ruta por la costa, y es una parada obligada si hacéis este recorrido, como también lo es el siguiente lugar que visitamos, Point Lobos.


  
Carmel


Point Lobos es una reserva natural estatal situada a diez minutos de Carmel donde hicimos alguna ruta de senderismo viendo los preciosos paisajes de la zona, las tranquilas calas y las vistas del Big Sur en el horizonte. Pero lo mejor de visitar Point Lobos es ver la colonia de focas y leones marinos que se divisan en algunas de las rocas cercanas a la costa. Según te acercas caminando a la zona por los senderos, ya puedes escuchar el sonido de los animales en la distancia y, aunque no están muy cerca de la orilla, se pueden apreciar a simple vista. A nosotros un hombre nos prestó un teleobjetivo para que pudiésemos verlos realmente de cerca y la imagen fue impresionante, había muchos más de los que nos imaginábamos!



 Point Lobos
Continuamos el viaje y unas millas después paramos en el mirador del Bixby Bridge, la imagen de este puente es una de las más conocidas y fotografiadas del Big Sur.

Bixby Bridge

Hasta llegar a nuestra siguiente parada, la Playa Pfeiffer. Si no conoces el lugar de antemano es casi imposible conseguir llegar allí. Hay que coger un desvío desde la Highway 1 sin ninguna señalización, y descender hasta la costa por una estrecha carretera entre el bosque. La playa es bonita y solitaria, en los meses de verano debe ser un buen lugar para tumbarse al Sol, pero no para bañarse, ya que está prohibido por las muchas rocas y cuevas marinas de la zona. Y como digo es un sitio muy bonito, pero en mi opinión, nada que no puedas ver en alguna de las muchas playas del Cantábrico.




Pfeiffer Beach

Seguimos la ruta hasta el Nephente Restaurant, un lugar de parada obligada en el Big Sur donde comimos mientras disfratábamos de unas espectaculares vistas sobre el Pacífico. Y el restaurante es espectacular solo por eso, el lugar donde está ubicado, porque la comida en si es bastante sencilla y la carta muy, muy escasa. Y mientras estuvimos comiendo, el cielo comenzó a oscurecerse más y más y a amenazar lluvía. Tendríamos que darnos prisa si queríamos terminar la ruta del día.

El siguiente lugar que teníamos previsto visitar era Partington Cove, un trail en el que hay que cruzar un pequeño túnel a pie para llegar a una bonita cala. Aquí tampoco había ninguna indicación que te muestre que estás en el lugar correcto para iniciar el trail, y nosotros solo veíamos un largo camino de descenso a la playa. Aunque teníamos las coordenadas no estábamos seguros de estar en el lugar correcto y decidimos no hacer el trail para no perder mucho tiempo. Cuando llegamos a casa comprobamos que aquel punto si era el inicio del recorrido, al final nos quedamos sin verlo…   

De camino a nuestra siguiente parada, Mc Way Falls, pasamos por delante del Lucia Lodge, otro hotel en el que no me hubiese importado pasar una noche si hubiésemos decidido dormir dentro del Big Sur. Mc Way Falls es también uno de los lugares más conocidos del Big Sur. Se trata de una cascada que vierte el agua en una preciosa playa, muy cerca del mar. No es posible bajar hasta ella a pie, solo se puede observar desde un mirador al que se llega después de recorrer un corto sendero.

Mc Way Falls

Cada vez teníamos más nubes y parecía que iba a anochecer más pronto aún que de costumbre y aún nos quedaba una hora de camino hasta Piedras Blancas, uno de los puntos del Big Sur que más ganas tenía de conocer. Llegamos poco antes de las cinco de la tarde con el tiempo justo para poder ver la colonia de leones marinos que viven en la playa de Piedras Blancas en completa libertad y, a pesar del olor que hay allí, me encantó este lugar y para mi es otra de las visitas imprescindibles si se recorre la Highway 1.

Leones marinos en Piedras Blancas

Dos horas y media después de salir de Piedras Blancas llegamos a Santa Bárbara, como de costumbre mucho más tarde de lo previsto, completamente de noche y bastante cansados. Habíamos reservado habitación en un hotel de estilo español muy bien situado, en una de las principales calles de la ciudad, muy cerca del centro histórico y al lado de la playa, con la idea de cenar esa última noche de nuestra luna de miel en algún restaurante de marisco del puerto. Pero estábamos tan cansados que acabamos en una pizzería muy cerca del hotel, que era lo que realmente nos apetecía en esos momentos, una cena rápida con muchos hidratos de carbono!

Por la noche me dediqué a organizar el equipaje, y a intentar que todas las bolsas de las compras que habíamos acumulado durante el viaje cupiesen en las maletas, y nos despedimos de nuestra nevera de corcho blanco que tanta compañía nos había hecho durante toda la Road Trip.

Iba ser nuestra última noche en USA y nos dábamos cuenta de que el viaje estaba llegando a su fin, solo nos quedaban unas horas por pasar en los States y queríamos disfrutarlas al máximo.

COORDENAS PARA UBICAR LOS PUNTOS EN EL GPS

Mirador de Bixby Bridge (36°22'25.66"N 121°54'17.99"O)
Peiffer Beach (Entrada 36°14'24.58"N 121°46'37.77"O)
Partington Cove (Entrada 36°10'37.22"N 121°41'37.63"O)
McWay Falls (36° 9'31.95"N 121°40'13.77"O)
Piedras Blancas (35°40'12.65"N 121°16'41.99"O), son las coordenadas del Faro, la playa se encuentra unos metros más adelante.

PUEDES LEER EL RELATO COMPLETO DEL VIAJE:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...