jueves, 2 de enero de 2014

Día 8: Washington (I): Capitolio, Casa Blanca y NBA.

8 de Octubre de 2013 (Martes)

Poco después de las seis de la mañana sonaba el despertador y nos poníamos en marcha para viajar a Washington. Había comprado un mes antes dos billetes de tren con Amtrak, la red de ferrocarriles de Estados Unidos.

El Capitolio
Salimos a las 8,10 h de la mañana de Penn Station para llegar más de tres horas después a Unión Station en Washington, en un viaje que se nos hizo interminable, con paradas en un sin fin de estaciones cada pocos minutos, y con un traqueteo constante que hizo que no pudiésemos descansar ni un minuto en todo el trayecto. La verdad es que me esperaba otra cosa de los trenes americanos, aún más con los precios que tienen.

A las once y media estábamos ya en la capital de USA dispuestos a coger un taxi que nos llevó en pocos minutos al hotel que habíamos reservado para ese día.

Sabíamos que el check-in era a partir de las 16,00 h con lo que llevábamos la idea de dejar las maletas en “consigna” para aprovechar al máximo las horas que íbamos a pasar en la ciudad, pero cuando llegamos nos ofrecieron una habitación disponible a las 12,30 h, con lo que decidimos esperar algo más de media hora en la recepción del hotel para instalarnos en la habitación antes de salir a recorrer la ciudad.

Teníamos bastante miedo por como nos iba a afectar el shutdown en Washington y la verdad es que nuestros peores presagios se cumplieron y encontramos bastantes lugares cerrados al público.


Comenzamos la mañana dirigiéndonos al Capitolio, a donde llegamos en un corto paseo desde nuestro hotel. El Capitolio alberga el Congreso de los Estados Unidos. Había reservado una visita guiada para recorrer el interior del edificio y ya el día anterior había recibido un mensaje al mail en el que me informaban de la cancelación de la misma. Obviamente cuando llegamos allí nos encontramos con que no se podía acceder al interior.

Y solo por ver el exterior del famoso edificio con su imponente cúpula, nos compensaron las horas de viaje a Washington.

Intentamos entrar a la Biblioteca del Congreso pero también nos fue imposible, con lo que seguimos nuestra ruta recorriendo el Mall.

Y mientras nos dirigíamos hacia el Museo del Aire y el Espacio, casi sin darnos cuenta, nos vimos rodeados por una de las muchas manifestaciones que esos días se estaban produciendo en la capital del país.

No sé por qué, esperando un milagro creo, me acerqué a la puerta del Museo del Aire y el Espacio y obviamente nos lo encontramos cerrado. Fue una pena estar en una ciudad como Washington, con decenas de museos de la Institución Smithsonian como éste, que en circunstancias normales se pueden visitar gratuitamente y no poder hacerlo.

Nos hacía mucha ilusión visitar este museo, sobre todo por ver el módulo del Apolo 11 que se encuentra en el mismo, pero como digo también quedó pendiente.

Así que decidimos continuar caminando hasta la Casa Blanca en un trayecto que en principio parecía corto, pero que nos llevó casi una hora. Por el camino pasamos por el Obelisco o Monumento a Washington, que actualmente se encuentra en reparación cubierto de andamios. Existe un mirador en la parte superior que años atrás se podía visitar pero que en la actualidad permanece cerrado debido a las obras de restauración del Monumento.

Monumento a Washington

Y por el camino, paramos también a hacer algo que nos había quedado pendiente en New York, comer un hot dog en un puesto callejero.

Y por fin, llegamos al hogar de Obama… Visitamos primero la parte trasera de la misma y después continuamos caminando hacia la parte trasera…

White House

Como curiosidad, muy cerca de este punto se encuentra una tienda de recuerdos y souvenirs llamada “White House Gifts” (en 1440 New York Ave NW) donde entramos para comprar un imán que llevarnos como recuerdo para la colección que decora nuestra nevera, y donde tienen montada una “réplica” del Despacho Oval. Dependiendo de la cantidad de dólares que gastes en la tienda te permiten realizar una o varias fotos allí.

Teníamos entradas compradas para ir esa misma tarde (a las 19,00 h) a ver un partido de la NBA en el Verizon Center, Wizard vs Nets. Queríamos rememorar lo bien que lo pasamos el año pasado cuando estuvimos en Los Ángeles viendo a Los Lakers contra los Clippers y descubrí (para mi sorpresa y la ilusión de Miguel Ángel) lo mucho que me gustaba la NBA! 

Esta vez la verdad es que no fue lo mismo, ni el Verizon Center es el Staples, ni los Wizards son los Lakers, ni el partido era un derby como el del pasado año, pero aún así volvimos a vivir ese espíritu americano y esa fiesta constante que se respira en cualquiera de estos encuentros.

Y así pasamos las siguientes horas, disfrutando de la NBA...

NBA en el Verizon Center

Por la noche al llegar al hotel Miguel Ángel se dio cuenta de que nos había quedado algo pendiente que ya no tendríamos ocasión de hacer, ver el Capitolio iluminado en la noche. Y así, en un corto paseo pudimos sacar algunas fotos nocturnas de la cúpula iluminada.

Al día siguiente terminaríamos de conocer la ciudad…

El Capitolio iluminado



PUEDES LEER EL RESTO DEL VIAJE:

2 comentarios:

  1. Muy buen post, sobretodo me han encantado las fotos!!! Este verano estuve en Washington y me animé a escribir un pequeño itinerario con una propuesta de ruta, si quieres compartir experiencias no dudes en comentarme, siempre se agradece hablar con otros viajeros www.tripetea.es/3-dias-en-washington Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Washington es una ciudad con mucho que ver, que suerte poder haber estado tres días allí! A nosotros nos quedaron cosillas pendientes así que os haré una visita para sacar ideas por si volvemos. Muchas gracias por la visita!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...