domingo, 2 de marzo de 2014

Días 3 y 4: Brujas


Domingo 10 Febrero de 2013.

Tardamos unos 40 minutos en llegar a Brujas desde Gante, dejamos el coche en un parking situado justo al lado del hotel que habíamos reservado e hicimos el check-in. No tenía demasiado claro que nos dejasen instalarnos tan pronto, porque realmente teníamos la hora de entrada a las 12,00 de la mañana, y aún faltaban un par de horas, pero no nos pusieron ningún problema y pudimos dejar las cosas en el hotel antes de empezar a recorrer la ciudad.

Cuando llegas a Brujas ya te das cuenta que la ciudad es mucho mas pequeña que Gante, y tan fácil de recorrer a pie como la anterior.









Salimos en dirección al Minnewaterpark o Parque del Lago del Amor, un lugar tranquilo y romántico  lleno de cisnes y patos, donde pasamos un rato hasta llegar al Beaterio (Beginhoff) que se encuentra justo al lado del parque. 

Minnewaterpark

El acceso al patio del Beaterio es gratuito y rodeando este patio se encuentran una serie de casitas blancas destinadas a albergar a mujeres viudas o solteras que hacían vida monacal. Junto al Beaterio y al Parque salen varias calesas de caballos para recorrer los lugares más conocidos de la ciudad.


Beaterio

De camino a Simon Stevin Plain (Plaza de Simon Stevin) pasamos por la Iglesia de Nuestra Señora (Onze Lieve Vrouwekerk) que alberga la Virgen con el niño de Miguel Ángel. En un principio teníamos intención de entrar a visitarla pero el precio de la entrada nos pareció carísimo así que nos quedamos sin verla.

Desde allí nos acercamos a la Catedral de San Salvador, la iglesia más antigua de Brujas. Aquí también llevábamos intención de entrar a ver el interior, pero en esta ocasión nos la encontramos cerrada. Pensé que sería por la hora, pero volvimos por la tarde para ver si teníamos más suerte y aún seguía sin poder visitarse…

Continuamos paseando, visitando montones de chocolaterías, por ejemplo, en Simon Stevin Plain entramos a The Chocolate Line (en el número 19) pero no compramos nada… aún no había encontrado lo que buscaba…

Un poco después llegamos a la preciosa plaza de Grote Mark, la plaza mayor de Brujas, y quizás el lugar que más me gustó de todos los que visitamos en este viaje. La plaza está rodeada de preciosos edificios y en ella se encuentra el campanario (Belfort). Pensamos en subir para ver las vistas de la ciudad pero aquí, al contrario que en Gante, no hay ascensor, y ese día no estábamos muy motivados para subir sus 366 escalones.

Belfort

Grote Mark

Justo al lado de la Grote Mark se encuentra la Plaza Burg, en ella se encuentra el Ayuntamiento de la ciudad y también uno de los lugares más importantes de Brujas, la Basílica de la Santa Sangre (Heilig-BloedBasiliek), en la que se encuentra una reliquia que contiene la sangre de Cristo en su interior. La fachada exterior de la Basílica es realmente hermosa…

Basílica de la Santa Sangre

Cuando llegamos faltaban unos veinte minutos para que abriesen la basílica así que decidimos aprovechar el tiempo entrando a una Chocolatería situada justo al lado de la Basílica, Chocolaterie de Burg, donde puedes elegir diferentes cajas de metal y rellenarlas con chocolates surtidos. Compramos dos, una por 10 € y otra por 4 € (mucho más baratas que en otros sitios a los que entramos), los chocolates estaban, como no… deliciosos… y después te puedes quedar las cajas que elijas como recuerdo! 


Nuestras cajas de chocolates belgas

Después de las compras entramos finalmente a la Basílica y tuvimos la suerte de que justo en ese momento se iba a realizar la ceremonia en la que la reliquia se muestra al público.  El acceso a la Basílica es gratuito pero la entrada al Museo para ver la reliquia es de pago, nosotros al llegar justo en el momento de la ceremonia no tuvimos que pagar por verlo.

Reliquia de la Santa Sangre

"Esta foto no es nuestra, la he cogido de Internet, en ese momento no dejaban realizar fotos, pero sirve para reflejar exactamente el momento de la ceremonia."



Cuando terminamos de visitar la preciosa Basílica de la Santa Sangre nos acercamos a uno de los puntos más fotografiados de Brujas, Rozenhoedkaai. Esta esquina y este canal sale en prácticamente todas las guías de la ciudad y es uno de los rincones más conocidos. El sitio es sin duda precioso, y desde ese punto salen algunos de los barcos que recorren los canales de la ciudad.

Rozenhoedkaai

Nosotros nos quedamos con las ganas de hacer uno de estos “cruceros” por los canales aquí o en Gante, pero hacía tantísimo frío los días que estuvimos allí que no apetecía nada montarse en las barcas, aunque debe de ser una forma completamente distinta de ver las ciudades. Como digo, nosotros nos quedamos con las ganas de hacerlo (a pesar de lo apretujados que iban dentro de las barcas… ) así que ya tenemos excusa para volver!





Algunos rincones de Brujas

Paseamos después un poco sin rumbo por las calles de Brujas, junto a los canales, hasta llegar al parque (Kruisvest) donde se encuentran los cuatro molinos que aún se conservan en Brujas. Recorrimos un poco el parque y nos hicimos algunas fotos junto a los molinos. Llevaba anotado que dos de ellos podían visitarse por dentro (Sint Janshuismolen y Koeleweimolen) pero no cuando nosotros estuvimos allí, para variar nos los encontramos cerrados y no pudimos entrar en ninguno.


Molinos de Brujas (Kruisvest)

Decidimos ir a cenar a Cambrinus (Philipstockstraat, 19) , uno de los lugares más recomendados para cenar en Brujas, pero cuando llegamos nos encontramos unos 40 minutos de espera para que nos diesen mesa porque estaba completamente lleno, así que nos fuimos de allí con pena porque el restaurante tenía muy buen ambiente.

Por la noche recorrimos las mismas calles iluminadas, Brujas tiene un encanto especial cuando anochece y merece la pena pasar una noche allí. Los canales, las plazas, las calles... todo se ve diferente y aún más bonito de noche.



Lunes 11 Febrero 2013.

Amanecimos bastante pronto, y Brujas amaneció cubierta de nieve. Dejamos la ciudad sobre las 8 de la mañana y dos horas después (30 minutos más tarde de lo previsto) llegamos al Aeropuerto de Charleroi. Paramos a llenar el depósito del coche de gasolina antes de devolverlo (20 € solamente), y dejamos el coche en el parking de Sixt. Desayunamos en el aeropuerto y a las 11,30 estábamos ya embarcando rumbo a Zaragoza, donde aterrizamos dos horas después de un vuelo sin ningún problema ni retraso.

Bélgica es un país perfecto para hacer una escapada corta de fin de semana, y si se encuentran vuelos a buen precio es un destino ideal. Se pueden encontrar hoteles muy económicos y, aunque nosotros no los utilizamos, todo el mundo coincide en que los transportes son muy buenos y eficaces. También alquilar un coche desde el aeropuerto de Charleroi es bastante económico y si se viajan más de dos personas es fácil que salga más barato que usar el transporte público.

Fueron muchos los lugares que pensábamos visitar y que nos encontramos cerrados, la Iglesia de San Miguel y la Iglesia de Santiago en Gante, o la Catedral de San Salvador y los molinos en Brujas son lugares que nos han quedado pendientes en el viaje. Como también nos quedó pendiente hacer un crucero por los canales ya que, como dije, no pudimos hacerlo debido al frío que hizo durante todo el fin de semana. Pero, a pesar del frío y de estar allí en el mes de febrero, tuvimos la enorme suerte de que ninguno de los días que pasamos allí llovió y eso nos permitió disfrutar más de las dos ciudades.
Tanto Brujas como Gante son ciudades fáciles de recorrer a pie. Brujas es más pequeña que Gante pero el centro histórico de la segunda también está bastante concentrado y se puede recorrer muy fácilmente a pie. La mayoría de los que vamos a viajar nos preguntamos lo mismo, ¿Cuál de las dos es más bonita?   Y aunque esto es algo bastante subjetivo nosotros nos quedamos con Brujas. Nos pareció una ciudad con mas encanto, con bonitas plazas, más pequeña y con más rincones y canales en los que perderse. Es una ciudad para pasar una noche si es posible y poder disfrutarla con calma.

Gante en cambio es una ciudad más monumental, el conjunto monumental de la Plaza de San Bavón por si solo ya merece una visita a esta ciudad, y las preciosas vistas de los muelles desde el puente de San Miguel son para no olvidar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...