martes, 1 de julio de 2014

Valle del Loira (I): Castillo de Amboise y Clos Lucé.

Domingo 3 de Octubre de 2010

Sobre las 11 de la mañana de este domingo nos marchábamos de París definitivamente con destino Limeray, un pequeño pueblo perteneciente a la localidad de Amboise, más grande y conocida en el Loira y situado a cinco minutos de ésta.

Después de un trayecto de unas dos horas y media llegábamos al que iba a ser nuestro hotel las siguientes tres noches, Logis Auberge du Launay, situado junto a la principal carretera que recorre el Valle y en la zona central del Loira. Un lugar perfecto en cuanto a ubicación pues nos permitía no tener que recorrer grandes distancias para visitar los castillos situados en la región.



El elegir este alojamiento fue todo un acierto, no sólo por las habitaciones en sí, sino por todo el entorno y el jardín que rodeaba al hotel, el paisaje nos pareció simplemente precioso y nuestra primera impresión del Valle del Loira no pudo ser mejor.
Hotel Logis Auberge du Launay

El único inconveniente que le encontramos al hotel fue que la recepción no estaba abierta las 24 horas del día, y nosotros al llegar al medio día nos la encontramos cerrada, así que tomamos la decisión de acercarnos a Amboise a comer antes de instalarnos en el hotel y aprovechar para visitar el pueblo.

Comimos en la Plaza de Amboise y fue allí donde vimos por primera vez las típicas casas con entramado de madera
Después recorrimos el pueblo y  nos acercamos hasta el castillo, las mejores vistas se obtienen desde el puente que cruza el río. 

Vista de Amboise

Y desde allí y tras un corto paseo de unos diez minutos llegamos a el Clos Lucé, otro castillo situado en el mismo pueblo que sirvió de residencia a Leonardo Da Vinci durante los últimos años de su vida y en cuyo jardín se exhiben maquetas de algunos de sus inventos.
 Clos Lucé

Con esto terminamos de visitar Amboise. Decidimos tomarnos el resto de la tarde con calma y nos quedamos descansando en el hotel y disfrutando de su entorno. Por la noche reservamos mesa para cenar en su restaurante, considerado uno de los mejores de la zona, y fue allí donde terminamos el día.
Al día siguiente dedicaríamos el día completo a visitar los castillos de Chambord, Cheverny y Chaumont Sur Loire.

4 comentarios:

  1. Qué pueblo tan bonito!! La verdad es que la vista del castillo desde el puente es increíble.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que toda esta zona tiene un montón de encanto, los castillos son preciosos pero los pueblos también y súper tranquilos. Es una zona que da para varios días sin parar de ver cosas..

      Eliminar
  2. Qu epreciosidad de construcciones! me encanta como luce ^_^

    ResponderEliminar
  3. :-) Pues este día es sólo un aperitivo, los castillos que vimos los dos días siguientes son los más bonitos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...