domingo, 21 de junio de 2015

En Ruta por el Tirol (I): El Museo de las Granjas de Kramsach.

Domingo 22 de Junio de 2014 (Mañana)

En el último día completo de nuestro viaje por Alemania y Austria habíamos decidido aprovechar el trayecto que separaba Hallstatt de Fulpmes (el pueblo donde pasaríamos la última noche) para visitar algunos de los lugares más representativos de la Región del Tirol. Dedicamos la primera parte del día a conocer un lugar del que no esperábamos demasiado pero que nos sorprendió muchísimo: el Museo de las Granjas de Kramsach.

Museo de las Granjas de Kramsach


Miguel Ángel se levantó  para ver amanecer en Hallstatt y poder hacer algunas fotografías con la primera luz del día, y yo lo hice un par de horas más tarde, y me encontré con él en el restaurante del hotel donde desayunamos antes de que el shuttle nos recogiese para llevarnos de nuevo al parking donde habíamos dejado el coche.

Hay mucho por ver en el Tirol austriaco pero tuvimos que prescindir de muchos lugares como su capital, Innsbruck. Sólo disponíamos de un día, y además de las visitas que queríamos hacer teníamos que recorrer unos 300 km y pasar aproximadamente tres horas y media más en el coche. Al menos eso era lo que nos creíamos antes de encontrarnos con unas retenciones en la carretera que nos obligaron a pasar dos horas más de lo previsto en el trayecto, y nos obligaron también a tener que prescindir de la primera visita que teníamos planeada para esa mañana, conocer las Minas de Sal de Hallein.    

Visitar las Minas de Sal era algo que me hubiese gustado hacer porque me parecía un lugar diferente a todos los que habíamos visto hasta ese momento, pero el tráfico era muy lento aun cuando llegamos a Hallein y no teníamos nada claro hasta cuando iban a durar las retenciones. Supongo que el que fuese domingo influyó mucho porque cuando pasamos por el Lago Chiemsee el tráfico desapareció y entonces nos dimos cuenta de que la mayoría de los austriacos habían decidido pasar el fin de semana tomando el Sol junto al lago.
                                                                  
En el pueblo tirolés de Kramsach, en medio de las montañas y muy cerca del Lago Reintalersee, se ha creado un museo al aire libre con una serie de granjas de la zona en muy buen estado de conservación.


Estuvimos un par de horas recorriendo toda la zona y el sitio nos encantó. Hay quince construcciones en este museo al aire libre; entre ellas varias granjas, una escuela, una Iglesia,… todas ellas perfectamente conservadas.



Pasamos bastante tiempo entrando en la mayoría de las construcciones, viendo antiguos dormitorios, comedores, establos con aperos de labranza y diferentes objetos y utensilios típicos de la época.

Dormitorio

Comedor

Aperos de labranza

Entre un paisaje inmensamente verde este Museo es una visita muy curiosa y perfecta para conocer un poco como era la forma de vida de la gente de esta zona hace siglos, para pasear al aire libre entre un paisaje precioso y para disfrutar de los animales que hay en algunas de las granjas.

6 comentarios:

  1. Interesante estas granjas y bien conservadas. Buen artículo, las fotos espectaculares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rubén. No es un sitio muy conocido pero merece mucho la pena, y para quienes viajen con peques aún mas.

      Eliminar
  2. Es una zona a la que tengo muchas ganas, pero que por unas razones u otras voy postergando. Las fotos son preciosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros tenemos que volver al Tirol, le dedicamos muy poco tiempo y ni si quiera pudimos ver Innsbruck, pero lo que vimos nos encantó.

      Eliminar
  3. Qué chula la zona! Desconocía lo de las granjas antiguas que se pueden visitar! Qué rabia lo del atasco y que no pudiérais ver la mina de sal que seguro que también era muy interesante! Así tenéis excusa para volver!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la visita a las minas de sal se me antojó después de leer a Helena (Mi maleta y yo), y pensé que nos daría tiempo pero nada... fue imposible. A ellas perece que les gustó mucho.
      A nosotros siempre nos quedan cosas pendientes en los viajes así que tenemos excusas para volver a todas partes, jeje! Un beso!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...