miércoles, 19 de agosto de 2015

Visitar el Castillo de Haut Koenigsbourg


Lunes 8 de Diciembre de 2014 (Mañana)

Para romper el ritmo de visitas a pueblos alsacianos y mercados navideños que habíamos realizado los días anteriores, decidimos pasar la mañana del lunes visitando un castillo medieval símbolo de la región del Valle del Rin, el castillo de Haut Koenigsbourg.




Este imponente castillo se encuentra situado en la cima del monte Stophanberch y a unos 30 km de Colmar. Tardamos unos tres cuartos de hora en llegar, porque el GPS se empeñó en tomar la ruta mas larga y porque, según comenzamos a ascender la montaña que corona el castillo, comenzó a nevar haciendo que tuviésemos que conducir con mucho mas cuidado.

Tras dejar la autovía para coger el desvío, y antes de comenzar a ascender una carretera serpenteante a través de bosques que nos llevaría hacia la cima, pudimos ver por primera vez su silueta alzándose por encima de las nubes. 



Hicimos una parada junto a la carretera para tomar algunas fotos y comenzamos a subir el monte mientras dejábamos atrás el cielo despejado que teníamos en el valle, y comenzábamos a ver como comenzaba a nevar cada vez mas y mas fuerte según íbamos ascendiendo los 750 metros de altitud a los que se encuentra la fortaleza.

Las nubes que nos encontramos una vez arriba nos impidieron disfrutar de unas de las mejores cosas de visitar Haut Koenigsbourg, las vistas del Valle del Rin y sus pueblos cercanos.

Visitamos el castillo a primera hora de la mañana y, a pesar de que durante todo el fin de semana habíamos encontrado todos los pueblos de la Alsacia repletos de gente, disfrutamos de la visita casi solos. 

Dejamos el coche en una de las plazas de parking gratuitas y accedimos por un camino de tierra completamente lleno de charcos y barro en bastante mal estado. Tras desayunar en la cafetería del castillo, pagar los tickets de entrada y curiosear por la tienda de recuerdos del recinto, accedimos al interior para comenzar una visita que duró aproximadamente una hora y media. 

 

Son tres las plantas que se pueden recorrer entrando al recinto desde la torre principal.  




A través de un largo pasillo fuimos recorriendo una tras otras las habitaciones de la fortaleza; el mobiliario y la decoración de las dependencias fue lo que más nos llamó la atención. 



Desde el patio de la planta baja se accede a la parte superior a través de una escalera de caracol que quizás se haya convertido en uno de los rincones mas fotografiados de Haut Koenigsbourg.




En la planta mas alta continuamos recorriendo salas en una ruta de sentido único, donde nos llamó la atención la sala de armería que expone una importante colección de armaduras medievales entre otros elementos. 


Después de haber recorrido buena parte de la fortaleza, aún nos quedaba cruzar el puente levadizo para llegar al gran bastión, donde además de ver diferentes cañones, pudimos contemplar algunas de las mejores vistas del castillo en sí y sus torreones, y si las nubes no lo hubiesen impedido, también de los campos del valle.





Salimos del recinto de nuevo atravesando el patio central y una vez en el coche, comenzamos a descender el monte Stophanberch hasta de nuevo ver el Sol entre las nubes.

Aún nos faltaban mas de 60 km para llegar a Estrasburgo, donde teníamos la intención de estar a la hora de comer para disfrutar de lo que quedaba de día. Lo que no sabíamos es que nos separan unos 45 minutos de trayecto y una odisea al llegar a la ciudad de casi una hora para encontrar una plaza de aparcamiento libre.

Estrasburgo nos recibió (como venía siendo habitual en el viaje) abarrotada de gente, pero nosotros le pusimos "al mal tiempo buena cara" y tratamos de disfrutar al máximo durante las siguientes horas de nuestra visita a "la Capital de Noël".



8 comentarios:

  1. Que bonito el castillo! Y que bien poder desconectar de la multitud!!
    Una hora para aparcar?? Madre mía...

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi una hora tardamos en aparcar en Estrasburgo, y eso que tenía los parkings ya señalizados y eso nos ahorró tiempo al buscarlos, pero nos los encontrábamos todos completos. Normal con tantísima gente como había...

      Eliminar
  2. jeje, me río porque la semana pasada reservamos vuelos para un viaje en diciembre a Alsacia y este será uno de los destinos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os va a encantar el ambiente navideño de la zona! Ya verás! Allí se vive esta época de una forma muy especial. Ya tengo casi todo el viaje publicado (solo me queda pendiente la visita que hicimos a Estrasburgo que la publicaré pronto), por si te sirve para sacar alguna idea. ;)

      Eliminar
  3. Un castillo imponente. Me ha encantado el color rojizo de la piedra y sobre todo destacar la altura a la que se encuentra. Siempre es un lujo poder disfrutar de la visita a estos lugares en solitario. Me echa un poco para atrás el hecho de conducir con nieve pero ya veo que vosotros sois muy intrépidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no fue una nevada demasiado grande, solo mientras subíamos el monte, pero las carreteras están bastante bien y no tuvimos ningún problema. Hay que ser intrépidos Susana, antes que quedarnos en casa en un puente cualquier cosa ;)

      Eliminar
  4. Esas mismas nubes que os impidieron disfrutar de las vistas son las mismas que le dan carácter a la primera foto. Impresionante fortaleza que no conocía. Vaya por Dios, voy a tener que volver a Alsacia. ¡Qué disgusto me dais!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...