domingo, 20 de septiembre de 2015

Los pueblos más auténticos del Far West (Parte 1)

Cuando hace años planeábamos nuestro viaje a la Costa Oeste de USA, lo hacíamos con la imagen de grandes parques naturales en la mente y pensábamos en conocer la inmensidad del Gran Cañón, el oeste mas auténtico en Monument Valley o los bosques de gigantes en Sequoia N.P. Pensábamos también en visitar grandes ciudades, en las luces de neón de Las Vegas, los tranvías de San Francisco y las "estrellas" de Hollywood. Pero como la gran mayoría, no nos detuvimos a pensar demasiado que en esos largos trayectos de rectas interminables encontraríamos pueblos, muchas veces parados en el tiempo, que nos descubrirían lugares únicos del Far West mas auténtico. 

En esos pueblos, a veces olvidados (y otras veces tratando de no caer en el olvido), hicimos paradas en los trayectos y dormimos durante nuestro viaje. Cenamos en sus restaurantes, hicimos compras, y pasamos noches en hoteles de lo más auténticos.  Es por eso por lo que en este post (y en alguno más que vendrá después) hemos querido recopilar esos lugares que tanto recordamos.



1. Williams (Arizona)


En Arizona, en el corazón del antiguo tramo de la Ruta 66, se encuentra este pueblo que a día de hoy sobrevive gracias al turismo que atrae el road trip más famoso del mundo. Williams nos encantó desde que llegamos ya de noche días antes de Halloween, y nos recibió con calles engalanadas para esa famosa noche. Estábamos en USA! No había duda! 


Calle principal de Williams
Gas Station en Williams

En Williams todo recuerda a la famosa Ruta 66, hay señales en cada rincón, dibujadas en el suelo o pintadas en las fachadas de algunos edificios, en los escaparates de las tiendas e incluso en los restaurantes mas típicos; nos fue imposible visitarlos todos en tan poco tiempo pero ganas no nos faltaron...

 


Cuando a la mañana siguiente recorrimos un poco mas en calma el pueblo hicimos un recorrido fotografiando sus fachadas (de lo mas originales). En su momento publicamos un post sobre los restaurantes que visitamos en el viaje, pero ya os digo que algunos de ellos, como el Wild West Junction, están perfectamente ambientados y cuentan con música country en directo.

Wild West Junction

Williams es una parada obligada en este tramo de la ruta, no dejéis de dedicar unas horas a recorrer este pueblo, y a comprar souvenirs de la Ruta 66 (aquí los encontraréis de todas clases) y si decidís parar a pasar la noche, una opción perfecta es dormir en una típica casa americana (The Canyon Contry Inn), con porche corrido, mecedoras y dos enormes banderas de USA ondeando en la entrada. Aquí podéis consultar todos los alojamientos en los que nos hospedamos durante la ruta.

The Canyon Country Inn

2. Lone Pine (California)
Después de pasar el día recorriendo el Valle de la Muerte, casi completamente solos en medio del desierto, llegamos también de noche a otro lugar del que no podemos olvidarnos, Lone Pine.  Elegimos este típico pueblo americano para pasar la noche y lo hicimos en un típico motel  de carretera con cierta historia. El Dow Motel fue famoso por ser el alojamiento de muchos actores que durante los años 50 se trasladaban a la zona para rodar los westerns que todos conocemos. Muchas de sus fotografías decoran su hall de entrada, la mas reconocida de todas sin duda, la imagen de John Wayne.

Dow Villa Motel (Lone Pine)

Dow Villa Motel (Lone Pine)

Tras dejar el desierto, Lone Pine aparece junto a la silueta del Monte Whitney, y aunque el pueblo no va mas allá de algunas calles que se cruzan,  el lugar en el que se encuentra y lo típico de sus construcciones nos encantó. 

Lone Pine
Lone Pine



Por la noche, terminamos el día jugando unas partidas al billar en un local de lo mas auténtico, el Jake's Saloon.  


A la mañana siguiente salimos a hacer algunas compras en el supermercado y después nos dedicamos a pasear por el pueblo mientras veíamos la vida pasar, y como la gente se dirigía a sus trabajos, a comprar o a la escuela, en aquel pequeño pueblo junto al Valle de la Muerte.


3. Chloride (Arizona)

Clhoride podría ser sin duda el pueblo más abandonado de todos los que visitamos durante el viaje. El pueblo se encuentra en el Condado de Mohave (Arizona), en un desvío situado a una media hora de Las Vegas en dirección a Kingman. Está considerado como un pueblo minero fantasma que durante la fiebre del oro llegó a alcanzar cierta importancia, aunque realmente no está abandonado pues en Clhoride aún vive una pequeña comunidad. Las calles, pocas, están casi vacías y durante nuestra visita apenas vimos gente. 

 

A pesar de esto, llegar a Chloride fue como entrar en una típica película americana! 

Chloride

En Clhoride encontramos una casa abandonada con un único perro que no paraba de ladrar atado junto a una mecedora a la entrada, una tienda que vendía un poco de todo con un dependiente de los más pintoresco que se cubría su rostro con un sombrero de cowboy, calles de tierra, mucho mucho polvo, una vía de tren en desuso, una gasolinera abandonada y algunos rincones para echar mil fotos que ocuparon todo nuestro tiempo allí...

Chloride

Nos parecía mentira que lugares así, apartados de todo, como tantas veces habíamos visto en televisión, aún pudiesen existir realmente en aquel lejano oeste...



PUEDES LEER EL RELATO COMPLETO DEL VIAJE:

6 comentarios:

  1. Qué buenos recuerdos Laura! Son unos pueblos, que como bien dices, parece que se hayan parado en el tiempo.

    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  2. Pues yo sólo conozco Williams. Hicimos una breve parada antes de continuar al Gran Cañón y nos llamó la atención la cantidad de tiendas de souvenirs y restaurantes que había.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Restaurantes chulísimos además, una pena no estar mas tiempo para poder probarlos todos porque nos quedamos con ganas de cenar en mas de uno.

      Eliminar
  3. Preciosos los tres pueblos. ¡Qué mejor manera de conocer la América profunda que perderse en estos pueblos de la ruta 66 que aunque estén preparados para el turismo no dejan de tener ese encanto decadente de tiempos mejores. Siempre que se va a emprender una ruta hay que ver todas las posibilidades que nos ofrece, como bien dices en la introducción a este post y organizar nuestras paradas y descansos sacando el máximo partido al tiempo. Esperando ver más pueblitos como estos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros de un tiempo a esta parte le damos bastante importancia al tema alojamiento, y en viajes como este alojarte en pueblos de este tipo da mas encanto a la ruta. Mucha gente hace el tramo de la Ruta 66 en un día, saliendo de Los Ángeles y llegando al Gran Cañón a toda prisa y es una pena porque ven estos lugares desde el coche, y hay tantos sitios chulos por ver en calma, darse una vuelta por el pueblo, hacer compras, probar los diners.... Nosotros lo dividimos en dos etapas y aún nos dejamos algún lugar como el pueblo de Oatman, que me hubiese encantado conocer pero no tuvimos tiempo. Algún día volveremos y lo incluiremos entre estos pueblos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...