domingo, 19 de junio de 2016

Día 3 en Estambul (Mañana): Puente y Torre de Galata y tranvía nostálgico en Istiklal Caddesi.


Domingo 18 de Octubre de 2015


Nuestro último día en Estambul lo íbamos a dedicar a conocer algunos de los barrios mas alejados del centro de la ciudad. 

Por la mañana visitaríamos el barrio de Galata y por la tarde cogeríamos tres ferrys que nos llevarían primero a Eyüp, y mas tarde a Üsküdar

Por primera vez en los días que llevábamos en Estambul, utilizaríamos un medio de transporte para trasladarnos.

Un día mas desayunamos en el bufé del restaurante del hotel y nos pusimos en marcha bastante temprano hacia Eminönü con la idea de cruzar por primera vez el Puente de Galata.

El día anterior ya habíamos pasado bastante a prisa por esta zona, al parecer habíamos llegado al muelle justo en la hora punta y apenas habíamos disfrutado de las vistas de la ciudad desde el puente. 





Esa mañana todo era diferente, había mucha gente por la zona (en Estambul siempre hay gente) pero no hasta el punto de no poder si quiera caminar.



Puestos de comida junto al Puente de Galata

Cruzamos el puente por el nivel superior viendo a los pescadores que día tras día se congregan en ese mismo lugar y que forman una de las imágenes mas conocidas de la ciudad. 



Pescadores en el Puente de Galata

Y según avanzábamos hacia la otra orilla, teníamos una imagen mas y mas bonita del skyline de Estambul, con dos de las mezquitas que habíamos visitado la tarde anterior en primer término, la Mezquita Nueva y la Mezquita de Suleymaniye.

Hacia la mitad del Puente de Galata descendimos al nivel inferior, donde se concentran todos los restaurantes y donde los camareros trataban de atraerte hacia sus locales a voces e incluso persiguiéndote durante un tramo. Nosotros en ese momento tuvimos suerte al ser demasiado pronto y solo algunos nos invitaron a probar sus desayunos. 

En la otra orilla teníamos como principal objetivo ver la Torre de Galata desde cerca y disfrutar de unas vistas diferentes de la ciudad. Pero habíamos decidido no hacerlo desde la propia torre, sino subir en su lugar a uno de los cafés con mejores vistas de Estambul, el Café Konak (Haci Ali Sok, No 2, D:2, Arapcami) y ahorrarnos así la entrada a la torre y la cola de espera para poder entrar.

Vista de la Torre de Galata de camino al Café Konak

Nos costó bastante encontrar el local, al que se accede desde un portal, y nos pareció bastante raro que en la misma zona la mayoría de los vecinos a los que preguntamos ni si quiera lo conociesen. 

Una vez arriba las vistas nos encantaron y pudimos disfrutar de un par de cafés en la terraza con la Torre de Galata a un lado, y las vistas del Bósforo al otro. 

Vistas de Estambul desde el Café Konak

Vista de la Torre de Galata desde el Café Konak

Desde allí nos dirigimos hacia una de las calles comerciales mas importantes de Estambul, Istiklal Caddesi, con el objetivo de poder ver y fotografiar el tranvía nostálgico que recorre la Avenida desde la parada de Tünel hasta la Plaza Taksim.



Tranvía nostálgico

Hay otros muchos lugares que es posible visitar si se continua ascendiendo por la calle, como la Iglesia de San Antonio de Padua o el mercado del pescado antes de llegar a Taksim. Nosotros optamos por no visitar esa zona porque teníamos el día bastante apretado de visitas, con lo que regresamos hacia el muelle de Eminönü, cruzando de nuevo el Puente de Galata, para desde allí coger un ferry hacia Eyüp. 

Y llegamos justo a tiempo de ver como salía el último de ellos y con una hora por delante para esperar al próximo. La verdad es que tenía la idea de que esa línea tenía una frecuencia mayor. Tuvimos mala suerte y la hora que perdimos esperando nos trastocó bastante la tarde y nos hizo retrasar el resto de las visitas y perdernos la hora del atardecer desde Üsküdar.

Como no teníamos demasiada hambre optamos por comprar un par de los famosos bocadillos de caballa que venden en los puestos y barcos del muelle y mientras improvisábamos un pic nic al aire libre esperamos a que llegase el siguiente barco.

Barcos de bocadillos de caballa en Eminönü

Comiendo junto al muelle 

Nos esperaba una tarde de travesías con tres trayectos en ferry que nos acercarían a algunos de los barrios mas alejados de Estambul.  


PUEDES LEER EL RELATO COMPLETO DEL VIAJE:

4 comentarios:

  1. Yo tampoco conocía ese café y la verdad es que las vistas son también muy buenas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi iguales que las de la Torre de Galata pero sin hacer colas y sin pagar entrada. Es un sitio muy chulo la verdad para tomar algo si hace buen tiempo. Pero sí que nos extrañó que preguntamos a un montón de gente de la zona (no a turistas) y nadie lo conocía... Es difícil de encontrar porque está en el último piso de un edificio, y en el portal no hay ninguna indicación para saber que es allí...

      Eliminar
  2. Buena perspectiva de la Torre Gálata desde ese café que no conocía, me lo apunto para la próxima vez que vaya a Estambul, porque me quedé enamorada de la ciudad y quiero volver. El tranvía rojo por la calle Taksim me encanta. Un saludito y enhorabuena por las preciosas fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa! A nosotros Estambul nos gustó mucho, pero si algo nos encantó de Turquía fue la Capadocia. Me quedé enamorada de esos paisajes...

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...