sábado, 17 de diciembre de 2016

Que ver en Sintra (II): Quinta da Regaleira.


Viernes 25 de Marzo de 2016 (Tarde)


La Quinta da Regaleira fue una de las sorpresas del viaje. En nuestra primera visita a Sintra ni si quiera conocía la existencia de este Palacio masónico que estuvo también relacionado con los templarios.




Si algo nos gustó de la Quinta fue recorrer sus jardines, atravesar sus grutas y pasadizos alumbrándonos la mayoría del tiempo únicamente con la linterna del móvil. No nos esperábamos que bajo tierra, se extendiese un entramado de grutas conectando algunos de los lugares más importantes de la superficie.


El paseo que dimos por los túneles que se encuentran bajo el jardín fue una de las mejores experiencias de esta visita, sobre todo, cuando al descender las escaleras del Pozo Iniciático comenzamos a encontrarnos cascadas subterráneas y tramos oscuros que desembocaban en los lagos del parque. Precioso.




 

El Pozo Iniciático es una de las imágenes mas fotografiadas y conocidas de la Quinta da Regaleira. Se trata de una torre invertida que desciende a través de una escalera en espiral hacia el subsuelo mas de 27 metros, y que es el punto de entrada hacia algunas de las grutas. Un lugar de encuentro entre el cielo y la tierra, dicen...


El Pozo Inciático

Cruzamos lagos a través de piedras, paseamos por los jardines y visitamos también algunas de las construcciones que se encuentran repartidas por la finca, como el Portal de Los Guardianes, con sus dos torreones y su mirador, punto de conexión también con el Pozo Inicático.


Desde el Pozo recorrimos todo el tramo que lo une con la Gruta de Oriente y desde allí, caminamos hasta la Fuente y la Torre de la Regaleira pasando por la Gruta del Laberinto y el Invernadero.



Después de haber visto los jardines, el interior del Palacio da Regaleira nos dijo mas bien poco. Nada que ver con el Palacio da Pena y aún menos con el Palacio de Queluz. 


Pero poco nos importó, la visita a la Quinta superó en mucho nuestras expectativas.



La vuelta a Lisboa fue mucho mas rápida que nuestra llegada a Sintra y al llegar al apartamento nos encontramos con una caja de dulces típicos que Joao nos había dejado como regalo a modo de disculpa. Fue todo un detalle. 

Nos contó que, tras la experiencia de la noche anterior, nuestra vecina (que utilizaba un audífono a diario) se lo quitó y se durmió con la televisión puesta. No escuchó ni el sonido de ésta ni el ruido de las llamadas que le hicimos en su puerta durante la noche. Y nos pidió disculpas. 

No volvimos a tener ningún problema el resto de los días que pasamos en la Petite Maison, y si no hubiese sido por esa primera noche, nuestra estancia allí hubiese sido perfecta.


  • Precio ticket Quinta da Regaleira: 6 €

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...