Que ver en Dubai en 3 días: Dubai Marina y Burj Al Arab

Dubai Marina, la zona de "moda" de Dubai.

Si tuviese que definir Dubai con un adjetivo sería enorme. La ciudad es inmensa, y las distancias entre los distintos puntos de interés muy, muy grandes. Llegar desde Deira (en la zona antigua) hasta la Marina en coche puede llevarnos una hora, por lo que si se disponen de varios días para visitar la ciudad, lo ideal es elegir dos alojamientos en diferentes barrios para evitar desplazamientos interminables.

Nosotros elegimos para esta segunda mitad de nuestra estancia en Dubai alojarnos la zona de Dubai Marina y concretamente en el Hotel Rove Dubai Marina. Y ahora que ya hemos vuelto, si tuviese que elegir una única zona donde alojarme sería ésta, a pesar de estar situada a bastante distancia de algunos puntos de interés.


Dubai Marina


La Marina de Dubai es una zona de grandes rascacielos que se elevan a orillas de un canal artificial de unos tres kilómetros de largo. Si Dubai Marina es espectacular de día, aún lo es más de noche. La zona del puerto deportivo es visita obligada, pero si el tiempo lo permite, lo mejor es recorrer el paseo que discurre junto al canal (Marina Walk) y descubrir durante el trayecto todos los grandes rascacielos de la zona y su arquitectura. Quizás la posibilidad de “pasear la ciudad” que encontramos en Dubai Marina y que no habíamos disfrutado en todo el viaje fue uno de los motivos por los que guardo tan buen recuerdo de esta zona de Dubai.





La Marina es también una de las zonas más caras de Dubai, hay montones de restaurantes y centros comerciales donde pasar el tiempo entre los que destacan el Dubai Marina Mall.





Entre los restaurantes es visita casi obligada acudir en algún momento al Observatory, el Restaurante del Hotel Marriot Harbour, desde donde se pueden observar unas vistas panorámicas de Dubai Marina, de su puerto deportivo y de Palm Jumeirah, una enorme isla artificial con forma de palmera situada muy cerca de la Marina.


The Observatory

Palm Jumeirah, o también conocida como La Palmera, es una zona residencial que se puede visitar por tierra accediendo en coche o en monorail. Nosotros decidimos no visitarla, porque el interés que le encontramos a la zona era únicamente ver la construcción desde cierta altura.

También muy cerca de esta zona de Dubai se encuentra uno de los edificios más impresionantes de la ciudad, el Hotel Burj Al Arab.


Burj Al Arab, el hotel más lujoso del mundo.

El Burj al Arab, con sus siete estrellas, está considerado uno de los hoteles más lujosos del mundo. Acceder a él no es fácil si no estás alojado en alguna de sus costosísimas habitaciones. Si el presupuesto no da para tanto (la noche puede costar 1200€)  y si se quiere vivir la experiencia de visitarlo, existe la posibilidad de reservar mesa en alguno de sus restaurantes. Los precios varían dependiendo de la planta en la que se ubique el restaurante en cuestión y de la hora reservada, algunas opciones son el Afternoon Tea en el Sky Bar o las reservas para cenas y comidas en el Burj Al Atab.


Burj Al Arab desde Umm Suqueim Beach

En el caso de no alojarse en sus instalaciones o no tener reserva en alguno de sus restaurantes, acercarse al complejo del hotel para fotografiarlo es bastante difícil. Hay quien decide fotografiarlo desde el centro comercial Madina Souk Jumeirah, quizás el único Mall que me quedé con las ganas de visitar por su arquitectura diferente e inspirada en un zoco árabe de estilo tradicional.

Como nosotros no disponíamos de presupuesto suficiente, y tampoco soñábamos con visitar este Hotel por dentro, decidimos verlo desde una perspectiva mucho más conocida y también más barata, desde Umm Suqueim Beach.


Umm Suqueim Beach, la playa con vistas al Burj Al Arab.

El día que fuimos a Umm Suqueim Beach lo hicimos no solo con la intención de fotografiar el Burj Al Arab, llevábamos la idea de pasar la tarde en la playa y ver atardecer desde allí. Habíamos leído que, de todas las playas de Dubai, desde aquí se obtenían las mejores vistas, pero cuando llegamos y encontramos aquel despliegue de grúas en la isla artificial en la que se levanta el que, para muchos es el mejor Hotel del mundo, yo no sabía si reírme o llorar. Las expectativas que teníamos de ver un bonito atardecer desde allí se esfumaron nada más llegar y nos conformamos con descansar un rato al Sol, tomar alguna foto y pasar una tarde tranquila.



La realidad es que Umm Suqueim Beach a pesar de sus vistas, no es el mejor lugar para pasar una tarde de playa y que hay otras muchas playas en la zona (como Jumeirah Beach Park, Al Mamzar Beach Park y en menor medida Open Beach) que seguramente estén mejor equipadas para pasar el día con zonas sombreadas, bares, zonas para niños, tumbonas o duchas.



Conclusiones del viaje a Emiratos

Nos quedaron muchas cosas pendientes en este viaje a Dubai y Abu Dhabi. Fue un viaje diferente, un viaje planeado para realizarlo sin prisas, sin mirar el reloj, para descansar sin la necesidad de verlo todo. En Dubai nos quedaron visitas pendientes, nos dejamos por visitar muchos de sus Malls y no encontramos el momento de realizar la visita guiada a la Mezquita Jumeirah que tienen lugar de sábados a jueves a las 10,00 horas.

Pero sobre todo, nos quedó pendiente visitar el desierto Rub al Khali… Durante un tiempo pensamos en reservar un hotel (El Tilal Liwa) y pasar un par de noches allí, alejándonos de excursiones programadas en 4x4 y preparadas para el turismo, visitándolo a nuestro ritmo, sin prisas… Al final decidimos no hacerlo por no sobrecargar el viaje pero estamos seguros de que si alguna vez volvemos a Dubai (probablemente en una escala) aprovecharemos para alquilar un coche y poner rumbo al desierto de Abu Dhabi.



  
   
        
        Puedes colaborar enriqueciendo el blog dejándonos un comentario con tus dudas, consejos, aportaciones o sugerencias. Te leemos! ⬇⬇

Comentarios