Hola! Somos Laura & Miguel Ángel. 
Bienvenidos a "Donde me lleven mis pasos"'... 
Si seguís leyendo descubriréis que nos encanta viajar por libre, las rutas en coche, 
recorrer el viejo continente y que, desde el 2012, estamos enamorados de USA. 
En este Blog hemos conseguido juntar en una dos de nuestras mayores pasiones,
 viajar mientras fotografiamos el mundo. 
¿Nos acompañas?



Últimos artículos publicados



Marrakech; Preparativos, Alojamiento y Presupuesto

Del 28 de Enero al 1 de Febrero de 2019

Marrakech no estaba en nuestros planes viajeros a corto plazo, y menos aún después de que naciese Carla, pero cuando decidimos viajar durante una semana a finales del mes de Enero encontrar destino se nos hizo complicado.

Al ir con Carla, que por aquel entonces tenía tan solo 8 meses, decidimos descartar cualquier destino europeo por el frío. Y descartamos también Dubai (la que era nuestra primera opción) porque en aquel momento las 8 horas de vuelo para llegar hasta allí nos parecían demasiadas.

Repasamos el mapa montones de veces antes de decidir dónde ir y finalmente, la idea de volar a Marrakech se hizo más fuerte. No os voy a mentir, tenía mil dudas con la idea de que el destino fuese el adecuado para viajar con una bebé tan pequeña. Nosotros  llevábamos mucho tiempo sin salir de Europa y necesitábamos un cambio cultural (y vaya si lo encontramos!!), pero la idea de que la ciudad no fuese la más adecuada para viajar con bebés no me dejó disfrutar de las semanas previas al viaje.

ALOJAMIENTO: IBEROSTAR CLUB PALMERAIE MARRAKECH


Iberostar Club Palmeraie Marrakech


Y en cierto modo, condicionó los preparativos. Siempre que me imaginaba un viaje a Marrakech lo hacía alojándome en un Riad, en el interior de la Medina, y esa fue la primera opción cuando comencé a buscar alojamiento. Miré entre los cientos de riads que hay en Marrakech e hice una selección de los que más me gustaban, pero siempre encontraba algún comentario de los clientes que me hacían desechar la idea. Las calles oscuras de la medina al caer la noche, la falta de señalización, la inseguridad, los taxis que no llegan hasta los alojamientos… Todo esto no hubiese tenido importancia yendo nosotros solos pero sí la tenía yendo los tres.



Y entonces llegó el Black Friday y una oferta a la que no pude resistirme; 4 noches / 5 días en el Iberostar Club Palmeraie, en Todo Incluido, para dos adultos y un bebé por 370 €. Lo reservé a través de la propia web del hotel porque, además del descuento por el Black Friday, me hacía un descuento del 10 % adicional.


Lobby del Iberostar Palmeraie Marrakech

Nunca antes nos habíamos alojado en un  Hotel con Todo Incluido pero en este caso pensamos que alojarnos en un hotel de este tipo, en un hotel familiar, era la mejor opción. ¿Lo disfrutamos? Pues sí, y continuamos pensando que acertamos con la elección dadas las circunstancias de nuestro viaje, pero nos hemos convencido aún más de que, por normal general, esta no es nuestra forma de viajar.

El Hotel se encuentra situado en el Palmeral, a unos 15/20 minutos en coche del centro de Marrakech, y ese para nosotros es su principal inconveniente. El alojamiento ofrece transporte gratuito al centro (en ambos sentidos) varias veces al día, pero no siempre es fácil que los horarios coincidan con el ritmo de las visitas y en muchos casos tuvimos que recurrir a alguno de los taxis que se encuentran siempre en la puerta del hotel para realizar algún trayecto.



Por lo demás, el Hotel es perfecto si como nosotros, además de conocer la ciudad, buscáis pasar unos días de descanso. El complejo dispone de tres piscinas, una de ellas climatizadas, pistas de tenis, montones de jardines, parques de actividades para niños, spa, tiendas, y todo lo que se pueda imaginar.



Hay varios tipos de habitaciones; las dobles normales situadas en los pisos superiores, las dobles con vistas al jardín y las dobles con vistas a la piscina, estas dos últimas situadas a pie de calle y con un patio propio.


Nuestra habitación; Iberostar Club Palmeraie Marrakech

Nosotros reservamos una ”habitación doble con vistas al jardín” por estar al mismo precio que las “dobles clásicas” y unos días antes de nuestra llegada, el Hotel nos envió un correo mediante el cual pudimos seleccionar nosotros mismos la habitación en la que nos íbamos a alojar de entre todas las disponibles.


Jardín de nuestra habitación, Iberostar Palmeraie Marrakech


En cuanto a restaurantes, el Iberostar cuenta con un restaurante tipo bufé que sirve desayunos, comidas y cenas y un restaurante a la carta que necesita reserva previa y que nosotros no pudimos probar. Además hay un Food Truck junto a las piscinas en el que se pueden probar hamburguesas, sándwiches, pizzas o perritos a cualquier hora del día, y además, hay un bar en la recepción del hotel y otro junto a las piscinas donde, entre otras cosas, sirven cócteles.


Food Truck junto a la piscina

VUELOS: 

Compré los vuelos a menos de un mes de viajar. Había reservado el hotel bastante tiempo antes, pero como seguía sin convencerme de que el destino fuese el adecuado, esperé y esperé para comprar los vuelos…

Hasta que un día ví los tres vuelos por 116 € con Iberia incluyendo una maleta de mano.  45 € por cada adulto y 26 € por una bebé menor de dos años. 
  • Madrid – Marrakech: 11,25 – 13,30
  • Marrakech – Madrid: 14,20 – 16,20

TRASLADOS: 

Como no teníamos ganas de complicarnos mucho (ni de comenzar el viaje regateando) decidimos reservar el traslado de llegada desde el Aeropuerto de Marrakech hasta nuestro hotel con Civitatis. De esta forma también me aseguraba de llevar un asiento homologado para la peque en el coche. El precio fue de 21 €, al estar el hotel situado en la zona de El Palmeral el precio es algo más caro que llegar hasta los Riads situados en la Medina.

El trayecto de regreso lo contratamos en el mismo hotel casi por el mismo precio.

SEGURO DE VIAJE:

Para terminar con los preparativos, al viajar fuera de Europa y por lo tanto no tener cobertura con la Tarjeta Sanitaria Europea que utilizamos en la mayoría de nuestros viajes,  decidimos contratar un seguro de viaje con IATI para los cinco días que íbamos a pasar en la ciudad. Una póliza IATI Familia con la que teníamos cobertura los tres por 42 €.

Si vais a viajar a Marrakech (o a cualquier otro lugar) recordad que tenéis un 5 % de descuento en cualquier póliza a través de nuestro enlace solo por ser nuestro lector. 


Y hasta aquí llegaron nuestros preparativos. El resto del viaje lo dedicamos a improvisar, a disfrutar de la ciudad y del hotel de una forma muy relajada y a descansar. Esa fue nuestra intención al reservar cuatro noches porque, realmente Marrakech se puede visitar en un par de días sin problemas.

En los casi cinco días que pasamos allí tuvimos tiempo de ver todo lo planeado, de disfrutar del hotel, de hacer largas sobremesas al sol, de pasear en manga corta en el mes de enero…

Tuvimos tiempo para decidir que jamás volveríamos a aquel país, y tiempo suficiente también para reconciliarnos unos días más tarde con Marrakech…



Comentarios